Centro de recursos sobre Conciliación y Teletrabajo

Proyecto cofinanciado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio en el marco del Plan Avanza, subprograma Ciudadania Digital, y por el Fondo Social Europeo.
Número de expediente: TSI-040100-2008-10
Contactar Mapa Web
Aula de formación
jornadas
Jornadas de difusión de Buenas Prácticas
agenda
Telework 2010
Telework 2010
25-08-2010
/ 27-08-2010
Congreso
Congreso Internacional: Feminismo, investigación y práctica política XX aniversario del Instituto de Investigaciones Feministas de la Universidad Complutense de Madrid
11-05-2010
/ 12-05-2010
Congreso
Conferencia: Feminismos y desequilibrios en el mundo actual: demografía, trabajo y ciudadanía
26-04-2010
/ 28-04-2010
Conferencia

NOTICIAS

Su hijo es un bien de interés público
07-07-2010

El equilibrio del Estado de bienestar peligra con el envejecimiento de la población - La inmigración no es la solución - Urge una política de natalidad multidireccional y paritaria

No es verdad que las mujeres españolas hayan dejado de tener hijos. Pero sí que tienen menos de los que les gustaría -1,4 de media-, según declaran ellas mismas. Tampoco es verdad que la inmigración sea la solución para subir la natalidad. Apenas eleva el índice que mide el número de hijos por mujer que nacen en España. La media de alumbramientos está por debajo de la media europea, aunque algunos países, como Italia, Portugal o Hungría, tienen el mismo problema.

España tiene una de las tasas de fecundidad más bajas de Europa

El modelo de apoyo a la maternidad es el de los países escandinavos

Las mujeres prefieren conservar su trabajo a tener más hijos

El acceso a la vivienda fomentaría una natalidad temprana

La familia debe cambiar: todos deben implicarse en la crianza

Los empleadores tienen que articular medidas de conciliación

Las tendencias demográficas de las sociedades más evolucionadas son insostenibles a medio y largo plazo, insisten los expertos, sobre todo en el sur y el este de Europa, pero también en naciones del centro como Alemania o Austria. El cálculo es que España necesita alcanzar la tasa de 1,9 hijos por mujer para que el Estado de bienestar sea sostenible en esta cuestión, que no es menor. El desequilibrio entre la baja natalidad y la larga esperanza de vida puede hacer tambalear en el futuro todas las prestaciones, incluidas las vinculadas a cuatro derechos universales: educación y asistencia sanitaria gratuitas, pensiones y atención a las personas dependientes. Se olvida que los niños son también personas dependientes. Y, dada la escasez de ayudas y políticas dirigidas a su atención, parece que se cuidan solos. ¿Es sostenible una sociedad con unas tasas de envejecimiento del 25% o 30%, como predice la tendencia actual, con una natalidad tan baja? O se emprenden reformas sustanciales o esa situación se pagará cara, económica y socialmente, advierten los expertos. Hace falta un nuevo modelo y también una nueva mentalidad. El mensaje es multidireccional: a los poderes públicos, las empresas y las familias.

El análisis de los expertos ayuda a romper tópicos. La demógrafa del CSIC Margarita Delgado, una de las principales expertas en fecundidad del país, empieza por resquebrajar el primero: el confiar en que se produzca una recuperación de la natalidad gracias a la inmigración. "Una cosa es la natalidad, es decir, el número de nacimientos que se producen, y otra la tasa de fecundidad. Las mujeres extranjeras contribuyen a aumentar la natalidad. Así, el porcentaje de nacimientos en España de extranjeras en 1996 representaba el 3,26%, mientras que en 2008 suponía el 20,82%", explica Delgado. "Sin embargo, lo que las extranjeras contribuyen a la fecundidad representa poco más del 6 centésimas". Y lo explica: "El promedio de hijos por mujer en España, con datos de 2008, era de 1,44; entre las españolas es de 1,36 y entre las extranjeras, de 1,85. La diferencia entre ambas es, por tanto, del 6%, que es la contribución de las extranjeras. Si pensásemos en fiar la recuperación de la natalidad en España a la aportación de las extranjeras sería una meta inalcanzable", sentencia Delgado cifras en mano.

La inmigración tiene un impacto en la demografía que es su propia presencia. Otro dato es el que refleja cómo las extranjeras adoptan, al poco tiempo de llegar, los patrones españoles: en 1996, tenían de media 2,2 hijos por mujer, ahora tienen 1,85. Las inmigrantes acuden a España a trabajar y se encuentran con los mismos problemas (o mayores) que las españolas a la hora de compatibilizar el trabajo y el cuidado de los hijos. Cabe resaltar que no se puede meter a todas las inmigrantes en el mismo saco, tampoco en esta cuestión. Algunas proceden de países que ya tienen una tasa de natalidad baja. Destaca el ejemplo de Rumania, con una tasa de hijos por mujer de 1,3.

"No es panacea el efecto de la inmigración. Puede aliviar la situación, pero no puede frenar el envejecimiento, solo ralentizarlo", explica el catedrático de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, especialista en inmigración y demografía, Joaquín Arango. "Para que la inmigración afectara a la tasa de fecundidad tendría que haber flujos muy caudalosos, muy sostenidos y mucho más grandes. Pero, además, si vienen para volver luego a sus países, entonces no contribuyen a largo plazo al envejecimiento de la población, pero, si se quedan en España, se convertirán en perceptores de pensiones, con lo cual aumenta la población pasiva", expone este experto.

Situando el tema de la natalidad en el marco europeo, España está por debajo del nivel medio de reemplazo de la UE, que es de 1,5 niños por mujer. Con 1,44 de tasa de fecundidad, es uno de los países de la Europa comunitaria que la tiene más baja, según datos de Eurostat. Pero hay otras naciones en una situación parecida, con una tasa que ronda el 1,4: Austria, Bulgaria, la República Checa, Alemania o Grecia. E incluso peor que España, rondando 1,3 nacimientos por mujer, están Italia, Hungría, Portugal, Rumania o Rusia. Los ejemplos a seguir están, como suele ocurrir en la mayoría de las políticas sociales, en los países nórdicos (donde la tasa de fecundidad es de 1,8 a 2,1 hijos por mujer). En este caso, también se encuentran en Francia (2,0) y en Islandia (2,1).

Visto el mapa, el siguiente paso es analizar qué han hecho los que tienen esas tasas más altas. "En Francia tienen dos hijos por mujer de media. Y eso que ha descendido, pero es que nunca estuvo tan baja como la de España", explica Margarita Delgado. "Los nórdicos tienen políticas más generosas que en el sur de Europa, por ejemplo, a la hora de la reserva de puestos de trabajo, dar recursos para la maternidad o programar una amplia oferta de plazas de guardería". "Lo que pasa es que han cambiado los modelos familiares en el mundo desarrollado. El tradicional, con una división sexual estricta, ha saltado por los aires y el trabajo de las mujeres fuera de casa es cada vez más irrenunciable para la economía familiar", resalta la politóloga Laura Nuño, que dirige la cátedra de Género de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. "Pero la incorporación de las mujeres al espacio público sigue sin estar secundada de forma generalizada por la de los hombres al trabajo doméstico. La consecuencia de esta situación es que las mujeres tienen menos hijos y más tarde", explica.

Esta experta hace hincapié en otra cuestión: "El bebé es un dependiente, por lo tanto, alguien lo tiene que cuidar. Sin embargo, las políticas públicas se organizan a espaldas de esta realidad". "El problema es que la gestión social del cuidado se ha trasladado a las unidades familiares y apenas hay permisos retribuidos. Con el modelo laboral que tenemos, los trabajadores deben estar disponibles totalmente para el mercado laboral y hay una mano invisible que se ocupa del cuidado de los niños y del trabajo doméstico". Nuño también habla de "chantaje emocional" a las mujeres: "El Estado, el mercado y los hombres se resisten al cambio y se sigue sobrentendiendo que el cuidado es una obligación moral de las mujeres, se les hace un chantaje emocional tremendo, sea consciente o inconscientemente".

La situación es complicada y la solución pasa por emprender cambios eficaces, más que gigantes. "Hacen falta políticas sociales como las denominadas en los países anglosajones family friendly policies, es decir, amistosas para la familia, que la ayuden", opina Joaquín Arango. "Son políticas sociales que se justifican por sí mismas porque el bien de los hijos es un bien de interés público. Pero además pueden ser muy eficaces. Hacen falta más guarderías públicas y una política fuerte que concilie la vida familiar con la profesional, con excedencias adecuadas, permisos de maternidad y paternidad relevantes, flexibilidad horaria en los trabajos...", prosigue Arango. "Iniciativas de este tipo son las que crean un entorno apropiado para la reproducción, pero también deberían sumarse a ellas otras medidas como una mayor seguridad laboral, la disminución de la precariedad y de los contratos de poca duración, la promoción de los contratos a tiempo parcial, como hay en Holanda. Porque la reproducción necesita de cierta seguridad, de estabilidad en el empleo y de flexibilidad en los horarios laborales".

¿Y qué se puede hacer mirando los ejemplos de otros países? "Si se quiere potenciar la fecundidad, las personas deben poder tener los hijos que quieran y cuando quieran", defiende Delgado. En este punto se rompe otra de las creencias: la de que las españolas han dejado de tener hijos. La realidad es que solo entre el 8% y el 12% de las mujeres que han acabado su ciclo reproductivo se quedan sin tener hijos. Y este dato no ha variado con el tiempo. Lo que sí ha variado, y es aquí donde está el problema fundamental, es en que tienen menos que antes, como se ve en la Encuesta de Fecundidad y Familia 2006, del CIS, una reveladora muestra, ya que analiza la situación de las mujeres de más de 15 años, con lo que se ve el comportamiento de las distintas generaciones. Las españolas tienen además los hijos más tarde, básicamente por el nivel educativo más alto de las mujeres, con un tiempo más prolongado dedicado al estudio, y por el aumento de las mujeres trabajadoras, que además luchan por tener empleos gratificantes y bien remunerados. A esto se une la falta de ayudas como permisos de maternidad más largos, escasa oferta pública de plazas de educación infantil de cero a tres años y de actividades extraescolares educativas y de ocio públicas, que cubran la jornada laboral de los padres.

La encuesta muestra que es abismal la variación en número de hijos entre generaciones y cruza, además, ese dato con el nivel educativo. Se ve, por ejemplo, que las mujeres nacidas entre 1966 y 1970, que tenían en el momento de la encuesta entre 35 y 40 años, habían tenido su primer hijo de media a los 27 años, cuando tenían un nivel de estudios elemental; a los 28, cuando tenían estudios medios, y a los 33,5, con estudios superiores. Además, la encuesta revela qué pasaría si se adoptaran políticas efectivas para el fomento de la natalidad: las mujeres jóvenes dicen que tienen menos hijos de los que desearían y las mayores, más de los que hubieran querido. Las jóvenes lo relacionan con problemas económicos y organizativos, como las dificultades para conciliar horarios.

Lo primero que habría que promover, por tanto, son políticas que favorecieran que las mujeres tuvieran hijos más jóvenes. Para ello harían falta medidas que promovieran, por ejemplo, la formación y el empleo a tiempo parcial; las ventajas en el acceso a la vivienda para las parejas que quieren convivir, facilitar el acceso al primer empleo, compensar el aumento del tiempo dedicado a la formación con posibilidades de empleo y dirigir todas estas medidas tanto a los hombres como a las mujeres, porque se ha visto ya que las mujeres de las nuevas generaciones no van a renunciar a sus aspiraciones laborales por tener más hijos. Los datos reflejan que se sacrifican hasta que tienen uno, pero no más.

Arango apunta hacia dónde deben ir las soluciones: "Hay que hacerse a la idea de promover cambios, como el aumento de la edad de jubilación, porque es una evidencia que la esperanza de vida es mucho mayor y, a la vez, se deben diseñar unas políticas de admisión de inmigrantes más sensatas y equilibradas y menos restrictivas. Un ejemplo sería Canadá. Cada año fija un número y establece un proceso de selección pensando en las necesidades de la sociedad a medio plazo, y busca los perfiles más convenientes, compensando además a los países de origen del inmigrante con políticas específicas".

Margarita Delgado apunta los ámbitos en los que se debe actuar: "En todo este asunto hay tres actores y tres niveles en los que incidir. En primer lugar están los poderes públicos, que deben aumentar las medidas de calado que favorezcan que las personas puedan tener los hijos que quieran, legislando con medidas efectivas, no con incentivos directos, como el de los 2.500 euros". Ese incentivo, el desaparecido cheque-bebé, benefició a cerca de un millón de españoles en los dos años que estuvo en vigor, y costó unos 2.500 millones de euros.

En segundo lugar, continúa Delgado, están los empleadores, y "en este terreno se deben promover medidas de conciliación y se debe modificar la cultura empresarial, eliminando estereotipos. Y en tercer lugar están las familias. Debe haber una transformación en el ámbito doméstico para que haya una responsabilidad real compartida en la crianza de los hijos, lo que a su vez ayudaría a romper estereotipos en el ámbito laboral. En la familia hace falta también un cambio, que es siempre difícil y tiene costes emocionales. Porque muchas parejas han sido educadas por mujeres que no tenían estos patrones".

Estos comportamientos familiares son, a veces, inconscientes, pero se reflejan en el día a día. Un ejemplo cercano para terminar: cuando se pregunta en un colegio de quién es el teléfono de contacto que tienen de cada niño para las emergencias, la respuesta es unánime, en casi todos los casos es el móvil de la madre.

Fuente: http://www.elpais.com
Cuidar el hogar también es de hombres
06-07-2010

El Gobierno vasco anima a los maridos a pedir los nuevos subsidios para la conciliación tras haber quitado la discriminación positiva. Sólo el 6,7% de las ayudas por reducciones de jornada laboral en Euskadi corresponden a varones.

EL DATO

38.131 ayudas por reducción de jornada se concedieron en Euskadi durante el año pasado. De ellas, 2.396 (6%) correspondieron a hombres. Igualmente, el Gobierno vasco aprobó 7.669 subsidios por excedencia laboral. Apenas 223 (2,9%) correspondieron a varones.

El Departamento de Empleo y Asuntos Sociales ha eliminado la discriminación positiva que permitía a los hombres cobrar más ayudas que las mujeres por conciliar la vida familiar y laboral. Sin embargo, aunque padres y madres ingresarán los mismos subsidios -3.500 euros en el caso de un año de excedencia y hasta 2.800 por un año de reducción de jornada-, el Gobierno vasco no ha abandonado la idea de que los varones deben contribuir más al cuidado de hijos y familiares dependientes. Con ese objetivo, la consejería de Gemma Zabaleta pondrá en marcha este viernes una campaña de concienciación que hace hincapié en que las tareas domésticas «no deben ser un asunto exclusivo de las mujeres», en palabras de Loli García, directora de Política Familiar.

En 2009, los varones apenas representaron el 6,7% de los perceptores de subsidios por reducción de jornada, que sumaron 38.131 en total, y el 2,9% en el caso de las excedencias laborales (7.669). El Departamento de Empleo y Asuntos Sociales quiere que los porcentajes sean más equilibrados por sexos, pero no a costa de ofrecer más dinero a los hombres, una medida que puso en marcha el anterior Gobierno tripartito y que no ha dado resultados. A su modo de ver, quizá resulte más eficaz convencerles de que, como ocurre hoy con las mujeres, se puede ser padre y profesional a la vez. «¿Por qué no las dos cosas?», propone el eslogan de la campaña, que incluirá carteles en las paradas del transporte público, cuñas radiofónicas y anuncios en la prensa, incluida en esta ocasión la deportiva, cuyo público es eminentemente masculino.

Por internet

El Gobierno autónomo utilizará los anuncios publicitarios para dar a conocer las novedades del nuevo decreto de ayudas a la conciliación, que fue aprobado el pasado 29 de junio y se publicará pasado mañana en el Boletín Oficial del País Vasco. A partir de ese momento, los interesados podrán realizar los trámites incluso por internet. Los subsidios tendrán un presupuesto global de 34,8 millones de euros y abarcarán con carácter retroactivo las excedencias y recortes del horario laboral que estén en vigor desde el pasado 1 de abril. Con esa partida también se subvencionarán las contrataciones de 'canguros' para los niños (en esos casos se paga una parte de la cotización de la Seguridad Social de la persona empleada). Con la nueva normativa, hombres y mujeres recibirán no solo las mismas cantidades económicas por la conciliación, sino que, además, se equipararán al alza. Si ellos ingresaban antes 3.000 euros por una excedencia anual y ellas 2.400, en adelante unos y otros cobrarán 3.500. Para las reducciones del 45% de la jornada laboral -durante un año-, la suma es de 2.800 euros. Si el recorte es del 40%, se entregarán 2.500 y si es del 33%, 2.200. El decreto también beneficia a los padres que necesitan estar libres especialmente en las vacaciones de los hijos. La anterior regulación exigía al perceptor de la ayuda que acortara el horario laboral durante un mínimo de dos meses y, además, en días consecutivos (lógicamente, a menos días, menos subvención). En adelante, las reducciones de jornada deberán seguir prolongándose, al menos, dos meses, pero los beneficiarios podrán dividirlas en varias fases a lo largo del año, si las hacen coincidir con las vacaciones escolares de Navidad, Semana Santa y verano. A esa ayuda por reducción de jornada -no en días seguidos, sino alternos- podrán acogerse como novedad los trabajadores con contratos fijos-discontinuos y los afectados por expedientes de regulación de empleo. La Administración vasca computará como Semana Santa «las dos semanas completas que transcurren desde el lunes previo a Jueves Santo hasta el domingo posterior al Lunes de Pascua, ambos días incluidos». La Navidad abarcará desde el 21 de diciembre al 9 de enero. Y el verano se prolongará desde el 1 de junio al 30 de septiembre. Con el comienzo del próximo curso escolar, el Gobierno vasco repartirá dípticos para explicar a los padres la nueva fórmula de acceder a las ayudas.

Fuente: http://www.elcorreo.com/vizcaya/v/20100706/pvasco-espana/cuidar-hogar-tambien-hombres-20100706.html
Los hombres cobrarán la misma ayuda que las mujeres para conciliar trabajo y familia
30-06-2010
Los hombres cobrarán la misma ayuda que las mujeres para conciliar trabajo y familia

Gasteiz. Las decisiones que se han tomado en los últimos años para fomentar la conciliación de la vida laboral y familiar están dificultando la promoción de la mujer en el trabajo y aumentando la brecha salarial. Así lo ha puesto de manifiesto recientemente Emakunde, que ha denunciado el "efecto perverso" que están teniendo buena parte de las medidas adoptadas en esta línea, por lo que el Gobierno Vasco se ha propuesto actuar.

Para empezar, Lakua ha decido eliminar la discriminación positiva que existía hacia los hombres en materia de conciliación. A partir de ahora, y con carácter retroactivo desde el 1 de abril, tanto los varones como las mujeres recibirán la misma cuantía de dinero si se acogen a una excedencia por el cuidado de sus hijos. Así, el importe anual máximo por una liberación completa será de 3.500 euros. Por su parte, los que se acojan a una reducción de jornada del 45% recibirán 2.800 euros; 2.500 euros los que disfruten de una excedencia del 40%, mientras que quienes no trabajen el 33% de la jornada recibirán una ayuda de 2.200 euros.

La medida aprobada por el Departamento de Empleo y Asuntos Sociales busca la corresponsabilidad entre hombres y mujeres, consciente de que son ellas las que se acogen principalmente a las medidas de conciliación familiar. Sin ir más lejos, el 94% de las personas que el pasado año solicitaron una excedencia o reducción de jornada fue de sexo femenino. El tiempo ha demostrado que pese a que hasta ahora los hombres gozaban de mayores privilegios si se hacían cargo del cuidado de sus hijos, éstos no han respondido en la medida que se esperaba, ya que el peso de este tipo de tareas continúa recayendo sobre la población femenina. Es por ello que el ejecutivo vasco ha optado por igualar las ayudas.

Vacaciones escolares. Otra de las novedades es que existirá la posibilidad de disfrutar de este tipo de medidas únicamente en los periodos de vacaciones escolares. "Hasta la fecha, esta opción estaba totalmente descartada porque era preciso acogerse a más de 59 días de excedencia por reducción de jornada de manera continuada; ahora se pueden sumar periodos más cortos hasta llegar a esos 59 de manera intermitente", aseguró ayer la consejera del ramo, Gemma Zabaleta. Este periodo puede ser discontinuo cuando el solicitante tenga un contrato fijo-discontinuo o cuando esté afectado por un expediente de regulación de empleo. A los efectos de la ayuda, se entienden por vacaciones escolares de Semana Santa las dos semanas completas que transcurren desde el lunes previo a Jueves Santo hasta el domingo posterior al lunes de Pascua. Igualmente, se entienden por vacaciones escolares de verano el período comprendido entre el 1 de junio y el 30 de septiembre, ambos días incluidos, y por vacaciones escolares de Navidad, las semanas del 21 de diciembre al 9 de enero del siguiente ejercicio. Además, en los casos de reducción de jornada, se amplía en dos años el límite de disfrute de la ayuda, que ahora se prolongará hasta los ocho años del menor. En el caso de las excedencias, el menor del que se cuida no podrá tener más de tres años.

Gravedad sanitaria. El nuevo decreto también subvencionará a los trabajadores que estén al cuidados de familiares en situación de dependencia o de extrema gravedad sanitaria. Asimismo, para las empresas que tengan que sustituir a los empleados que se hayan acogido a una excedencia o reducción de jornada se conservan los criterios anteriores, si bien es cierto que se acepta por vez primera que el familiar dependiente esté ingresado en un centro de día.

Por último, en cuanto a la contratación de personas trabajadoras para el cuidado de hijos, se ha eliminado el requisito que negaba la ayuda a quien tuviera al niño matriculado en una guardería pública.

Fuente: www.deia.com
El Gobierno vasco sube a 3.500 euros la ayuda a los padres que dejen el trabajo para cuidar hijos
30-06-2010

El Gobierno vasco aprobó ayer el nuevo decreto que regula las ayudas a disposición de los padres que pidan una excedencia o una reducción de jornada laboral para cuidar a sus hijos, personas dependientes o familiares enfermos en «extrema gravedad». La normativa, con un presupuesto de 34,8 millones de euros para 2010 y que ha recibido el visto bueno en un contexto de severos tijeretazos presupuestarios, elimina la discriminación positiva de la que gozaban hasta ahora los hombres -cobraban más dinero que las mujeres-; y además eleva las cantidades que ambos recibirán por igual. De ese modo, si hasta ahora ellos tenían derecho a 3.000 euros por la excedencia de un año y ellas, a 2.400, en el futuro unos y otros ingresarán la misma suma: 3.500 euros.

En el caso de las reducciones de jornada, las cuantías también han sido equiparadas al alza. Por un recorte del 45% del horario laboral durante un año se percibirán 2.800 euros. Si el horario laboral disminuye el 40%, se entregarán 2.500; y si es del 33%, 2.200.

El decreto, que tiene carácter retroactivo desde el pasado 1 de abril, introduce otro cambio para beneficiar a los padres que necesitan estar libres especialmente durante las vacaciones escolares. La anterior regulación exigía al perceptor de la subvención que acortara su horario laboral durante un mínimo de dos meses y, además, en días consecutivos (lo que daba derecho a una subvención proporcional). En adelante, las reducciones deberán seguir prolongándose durante un mínimo de dos meses para que el trabajador pueda demandar la ayuda, pero los beneficiarios podrán cogerlas en varias fases a lo largo del año si las hacen coincidir con las vacaciones escolares de Navidad, Semana Santa y verano.

A esa ayuda por reducción de jornada -no en días seguidos, sino alternos-, también podrán acogerse como novedad los trabajadores que tengan contratos fijos-discontinuos y los afectados por un expediente de regulación de empleo. «A los efectos de la ayuda», la Administración considerará vacaciones de Semana Santa «las dos semanas completas que transcurren desde el lunes previo a Jueves Santo hasta el domingo posterior al Lunes de Pascua, ambos días incluidos». Las de Navidad abarcarán desde el 21 de diciembre al 9 de enero. Y las de verano se prolongarán desde el 1 de junio al 30 de septiembre.

Las modificaciones introducidas por el decreto de conciliación no acaban ahí. Cuando se solicite una reducción de horario para atender a los hijos, la edad máxima de estos deberá ser de 8 años (hasta ahora eran 6). Y si se trata de una excedencia, el menor no podrá tener más de tres.

Dinero para 'canguros'

A partir de este año, el Ejecutivo autónomo ha decidido incluir en el paquete de la conciliación a las personas que dejen de trabajar o que lo hagan menos horas para permanecer cerca de familiares con dolencias serias; por ejemplo, enfermos terminales, maridos o hijos que han sufrido «accidentes incapacitantes». Se trata de «situaciones reales de dependencia» que habían quedado excluidas de las ayudas autonómicas, a pesar de que éstas ya contemplaban otros supuestos con personas dependientes. En esos casos, la Administración vasca aceptará que el familiar impedido por el que se pide la subvención esté ingresado en un centro de día, lo que antes era un obstáculo.

El decreto de conciliación suprime varias restricciones que existían a la hora de pedir subvenciones por la contratación de 'canguros' para los niños. Entre las condiciones eliminadas figura la obligación de que el hijo estuviera matriculado en una guardería con financiación pública. Tampoco se exigirá que el contrato con la persona cuidadora sea de al menos 80 horas mensuales, sino que se aceptarán contratos parciales. En opinión del Gobierno vasco, las subvenciones para 'canguros' no sólo impulsarán la conciliación laboral, sino que servirán también para «fomentar la creación y legalización de empleo en un sector con elevadas tasas de trabajado sumergido». Lo que se subvenciona en este caso es una parte de la cotización a la Seguridad Social de la persona empleada.

La normativa contempla también subvenciones a las empresas para que puedan sustituir a los trabajadores. En principio, las condiciones seguirán siendo las mismas, si bien en la Administración creen que las solicitudes serán más numerosas debido a que cada vez más personas se inclinarán por las excedencias y reducciones de la jornada laboral.

Fuente: www.elcorreo.com
El Gobierno vasco prepara una norma para fomentar el empleo entre las mujeres
14-06-2010

El Departamento de Empleo y Asuntos Sociales trabaja en una norma que ayude a mejorar la calidad de vida de las mujeres en el trabajo y que recoja cuestiones como la conciliación, los horarios laborales y medidas contra el acoso. Así lo ha anunciado la consejera de Empleo y Asuntos Sociales, Gemma Zabaleta, ante la comisión parlamentaria de Políticas Sociales, Trabajo e Igualdad, donde ha detallado las medidas y políticas que se están poniendo en marcha para reparar la situación de debilidad de la mujer en este ámbito.

"No se trata sólo de conseguir que la tasa de ocupación femenina aumente. Hay que lograr un ámbito laboral más amable en el que las mujeres tengan más oportunidades. Lo que nos interesa es mejorar sus condiciones de trabajo y su propia participación en ese mercado laboral porque, de paso, ello repercutirá con seguridad en una mejor y mayor competitividad", ha recalcado.

Según ha destacado, la tasa de temporalidad es mayor entre las mujeres, que tienen salarios "más bajos" (cobran hasta un 26,5 % menos que los hombres) y "condiciones peores", y todo ello teniendo además en cuenta que "hacen compatible el empleo con el cuidado de la familia". Zabaleta ha destacado que las políticas públicas se deben diseñar con perspectivas de género que "permitan seguir ganando terreno hacia la igualdad efectiva". En este punto, ha destacado las medidas de apoyo para la contratación de las mujeres como colectivo con especiales dificultades para acceder al mercado laboral o para renovar las plantillas.

Los nueve programas de fomento del empleo desarrollados a lo largo de 2009 han tenido como beneficiarias a una mayoría de mujeres. Con un presupuesto de casi 19 millones y medio de euros (19.354.959), afectaron a 4.538 contratos de los que 2.744 fueron de mujeres, lo que supone el 60,47 % del total.

La consejera se ha referido también al proyecto de decreto de calidad de vida en el trabajo, en cuya elaboración el departamento se encuentra inmerso. Se trata de un conjunto de medidas y políticas sociales que abarcan aspectos como la calidad en el empleo, la salud laboral tanto física como psíquica de los trabajadores, la conciliación entre trabajo y vida familiar y social, la satisfacción y bienestar en el trabajo, la participación en la gestión empresarial o la adaptación de los cambios culturales.

La norma incluirá medidas de prevención de los riesgos laborales, como el estrés, la violencia, la fatiga y los accidentes y enfermedades profesionales, e incluirá sistemas especiales de gestión de conflictos, ya sean internos o externos a la empresa, como los referidos al acoso o a la discriminación. Junto a todo ello, se favorecerá la integración de las personas inmigrantes en las empresas y la inserción laboral de las personas con discapacidad.

Un capítulo fundamental de la norma será el relacionado con las medidas de conciliación del trabajo con la vida familiar y social. "Se trata de establecer acciones que animen y favorezcan acuerdos entre empresarios y trabajadores en la gestión de la jornada para poder llegar a un reparto del tiempo en el que prime el equilibrio de modo que se pueda atender adecuadamente la vida laboral, social y familiar", ha señalado.

La consejera ha recordado que está comprobado que si el tiempo de trabajo se adapta a la vida familiar, "los beneficios se multiplican". "Eso beneficia al trabajador, redunda en la calidad de la empresa y en su mejor competitividad y en unas excelentes expectativas de futuro", ha dicho. A su juicio, el proyecto de decreto es una nueva forma de entender las relaciones laborales, "más allá de las tradicionales reivindicaciones de la jornada y el salario". Por ello, la idea es llevarlo a la Mesa de Diálogo Social para que después se pueda trasladar este tipo de cuestiones a la negociación colectiva.

Fuente: http://www.elcorreo.com
El Gobierno Vasco quiere cambiar el horario laboral para conciliar el trabajo con la familia
08-06-2010
El Gobierno Vasco quiere cambiar el horario laboral para conciliar el trabajo con la familia

Donostia. La conciliación familiar y laboral sigue sonando a música celestial para buena parte de la sociedad guipuzcoana, pero las instituciones no cejan en su empeño de que finalmente case el binomio. El Gobierno Vasco anunció ayer que piensa hincarle el diente a este recurrente asunto para que las empresas cambien sus horarios de manera que los empleados dejen de ser unos perfectos desconocidos entre semana para sus hijos. La fórmula mágica pasa por comprimir y reducir la jornada partida.

No es el primer intento, ni será probablemente el último. En esta ocasión, ha sido un estudio encargado por el Departamento de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco el que viene a demostrar que, quizá, valga la pena el intento. Al menos, a la luz de unos resultados que dan qué pensar: las empresas que favorecen la conciliación laboral y familiar, además de la mejora que se les presupone en su calidad de vida, incluso aumente su productividad.

Contrato social. Así lo aseguró ayer la consejera de Empleo y Asuntos Sociales del Ejecutivo autonómico, Gemma Zabaleta, encargada de presentar lo que bautizó como un nuevo formato de "Contrato Social", llamado a superar los esquemas y visiones caducas sobre las relaciones laborales. "Se trata de un reto que requiere de un cambio cultural en las personas, las empresas y las instituciones para superarlo", detalló ayer en la puesta en escena del estudio en el que se basa este giro que pretende dar el departamento.

Lo cierto es que el cambio cultural para que el plan llegue a buen puerto parece más que necesario. Y es que más allá de las buenas intenciones, los datos cantan. En la práctica, sólo las mujeres viven como necesaria la conciliación, lo que les lleva a reducciones de jornadas y excedencias que incrementan la distancia de género, según las recientes conclusiones presentadas por la directora de Emakunde, María Silvestre, quien llegó a tildar todos estos efectos como de "perversos"

El ensayo en esta ocasión pasa por echar un vistazo a lo que se está realizando en otros países europeos, al parecer, con unos resultados bastante más óptimos a los conseguidos por estos lares. Zabaleta destacó que los países europeos con jornadas medias más cortas, como Holanda, Bélgica o Alemania, tienen mayor productividad por hora trabajada.

Las estadísticas dicen que trabajamos a destajo, pero que no nos luce. El estudio presentado por la consejera refleja que la productividad de los empleados vascos ha descendido un 2% en los diez últimos años. En el Estado se trabajan 232 horas anuales más que en la media europea pero se produce la mitad. La receta para cambiar este estado natural de las cosas, según Zabaleta, pasa por "una jornada europea-flexible". ¿En qué consiste? El escenario es el siguiente: En Euskadi el 58% de los trabajadores tienen una jornada partida, con un parón de dos horas para comer, lo que provoca un retraso en la hora de salida y un menor tiempo libre. El Gobierno Vasco se ha propuesto dar el pistoletazo de salida al debate sobre la conveniencia de que las empresas introduzcan cambios en ese mismo escenario.

Así, lo que se pretende es reducir el tiempo entre los turnos de la mañana y de la tarde para comer en una hora, comenzando la jornada entre las 8.00 y las 9.00 horas y finalizarla entre las 17.00 y 18.00 horas.

La Federación de Familias Numerosas de Euskadi, Hirukide, respaldó ayer totalmente esta medida.

Horario más comprimido. En el estudio se constata que la adopción de la jornada continua y la flexibilización de los horarios de entrada y de salida, junto con un horario más comprimido, es valorado de buen grado por los trabajadores en las empresas en las que ya se ha implantado este sistema.

Lo cierto es que "el retraso en la salida del trabajo, provoca que el tiempo de ocio se alargue hasta la medianoche, con la consiguiente reducción de horas de descanso y, por tanto, un menor rendimiento en el trabajo", señaló Zabaleta.

Para evitar que esto siga ocurriendo, el Departamento de Empleo está trabajando en un proyecto piloto para probar en una empresa vasca un sistema que le permita establecer un horario que posibilite la mejor conciliación de sus empleados.

Por el momento no se sabe qué firma será la primera en poner en práctica esta experiencia, aunque la consejera aseguró que se trata de "una gran empresa".

La consejera sí reconoció que durante la realización del estudio se han encontrado con dificultades para aplicar este sistema en dos sectores, como el de la construcción y puertos.

Fuente: www.noticiasdegipuzkoa.com
Nueva guía práctica para la conciliación de la vida personal y laboral en Euskadi
08-06-2010
Nueva guía práctica para la conciliación de la vida personal y laboral en Euskadi

Las cooperativas de trabajo asociado ya pueden consultar la nueva Guía Práctica sobre la Conciliación de la Vida Laboral y Familiar, editada por la organización de cooperativas de Euskadi, Erkide. La guía recoge las ideas base de su conceptualización, su regulación jurídica y las principales ayudas que existen actualmente en esta materia.

La idea de editar una guía surgió por el creciente número de consultas que año tras año venía recibiendo la organización, y que actualmente se han vuelto algo permanente.

.El hecho de que las cooperativas tengan una amplia capacidad de autorregulación en esta materia es una particularidad que obliga a las cooperativas, a cada una individualmente, a reflexionar sobre la conciliación entre la vida laboral y familiar., explican miembros de la organización. .La reflexión se refiere a cómo acordar un conjunto de reglas que estén pensadas y diseñadas en la adaptación de las necesidades empresariales de las cooperativas, pero teniendo también en cuenta los requerimientos y necesidades de las personas trabajadoras para hacer realmente compatible su vida y desarrollo personal con el trabajo en la empresa..

Reflejo de las consultas

La guía pretende poner por escrito todas esas consultas repetidas a lo largo de los años por los miembros de la organización.

.Los cambios definitorios de nuestro tiempo pasan por la incorporación cada vez mayor de las mujeres a la vida laboral, rompiendo las anteriormente claras fronteras entre trabajo y vida., explican en Erkide. .La conciliación de la vida laboral y familiar evolucionará y acabará solucionándose por necesidad. Sin embargo, aún nos queda un camino por recorrer. El reparto real y efectivo de las cargas familiares .hogar, hijos y otras personas dependientes. y su combinación con el trabajo está lejos de ser una realidad, el techo de cristal existe en el trabajo..

La guía sirve para facilitar los recursos necesarios y designar a las personas responsables de elaborar el diagnóstico, definir e implantar el plan de acción y de realizar su seguimiento.

Los interesados en obtener un ejemplar pueden solicitarlo al teléfono: 945-122050.

Fuente: www.empresaytrabajo.coop
Las mujeres concentran el 94% de las ayudas para conciliar la vida familiar y laboral
08-06-2010

GASTEIZ. El Gobierno vasco concedió el pasado año 45.800 ayudas económicas para el cuidado de hijos en el marco de las medidas de conciliación de la vida laboral y familiar, de las que 43.181, es decir, el 94,28 por ciento, corresponden a mujeres. La directora del Instituto Vasco de la Mujer-Emakunde, María Silvestre, atribuyó la menor implicación de los hombres en este asunto a la persistencia de roles sociales diferenciados para ambos sexos.

Silvestre compareció hoy, a petición del PNV, ante la Comisión de Políticas Sociales, Trabajo e Igualdad del Parlamento Vasco para informar sobre las medidas de conciliación laboral y familiar. En su intervención, anunció que Emakunde aprobará mañana el 'V Plan de igualdad de hombres y mujeres', que posteriormente deberá recibir el visto bueno del Consejo de Gobierno.

Según los datos aportados por la directora del Instituto Vasco de la Mujer, existe un significativo desequilibrio entre las ayudas para la conciliación solicitadas por mujeres y hombres. De los 45.800 expedientes resueltos favorablemente por el Gobierno vasco para el cuidado de menores en 2009, 43.181 correspondieron a mujeres, lo que supone el 94,28 por ciento, y tan sólo 2.619 fueron de hombres.

La mayor parte de las ayudas de este tipo aprobadas a lo largo del año pasado -38.131-- se destinaron a reducciones de jornada y sólo 7.669 fueron para excendencias. De ellas, 7.446 fueron para mujeres y 223 para hombres.

"NUEVAS IDENTIDADES"

La situación se repite con las ayudas para el cuidado de personas dependientes. En total, el año pasado se otorgaron 463 subvenciones de este tipo, de las que 384 -el 82,93 por ciento-- correspondieron a mujeres y tan sólo 79 a hombres. En este caso, los expedientes para excendencias fueron 86 --79 de ellos correspondientes a mujeres-- y 377 -305 de mujeres--, a reducciones de jornada.

La directora de Emakunde atribuyó este desequilibrio a la persistencia de unos roles sociales diferenciados para ambos sexos, así como a las "funciones a ellos vinculadas". "Los hombres y las mujeres todavía viven la maternidad de forma muy distinta", indicó. Para acabar con esta situación, defendió la necesidad de "crear nuevas identidades masculinas y femeninas".

Silvestre también se refirió al decreto que ampliará y cambiará la regulación de las ayudas a la conciliación de la vida familiar y laboral, anunciado el pasado mes de mayo y cuya aprobación esta prevista para las próximas semanas.

Fuente: www.deia.com
El Gobierno vasco igualará las ayudas a hombres y mujeres para el cuidado de hijos
19-05-2010
El Gobierno vasco igualará las ayudas a hombres y mujeres para el cuidado de hijos

Zabaleta ha recordado la poca acogida que han tenido entre los hombres las medidas de conciliación para el cuidado de hijos (372 excedencias de hombres frente a las 12.246 de mujeres y 3.830 varones en reducción de jornada frente a 56.034 mujeres), lo que le ha llevado a modificar las ayudas

GASTEIZ. El Gobierno vasco va a igualar las cantidades que concede a hombres y mujeres para apoyar las excedencias y reducciones de jornada por el cuidado de hijos y de dependientes.

La consejera de Empleo y Asuntos Sociales, Gemma Zabaleta, ha inaugurado hoy la Jornada "Foro para la Igualdad", organizada por su Departamento y el Instituto Vasco de la Mujer-Emakunde, en el que se ha hablado de diversas cuestiones relacionadas con la conciliación de la vida laboral y familiar.

En este foro se han presentado las líneas fundamentales del nuevo decreto de conciliación que está ultimando el Gobierno para dar un "nuevo impulso" a estas medidas y fomentar la igualdad entre hombres y mujeres.

Una de las medidas que se van a reformar es la equiparación de las subvenciones a las excedencias entre hombres y mujeres para el cuidado de familiares.

Actualmente, los hombres reciben unos 600 euros más que las mujeres por excedencia o reducción de jornada para el cuidado de hijos, enfermos graves o personas dependientes.

El Ejecutivo ha constatado que a pesar de ser subvencionados con más dinero, apenas ha habido evolución del porcentaje de hombres que se acogen a las medidas de conciliación, que se ha mantenido en torno al cinco o seis por ciento del total de los beneficiarios.

HASTA LOS OCHO AÑOS DE EDAD

Otra reforma que va a acometer el Gobierno es la ampliación de la ayuda a las excedencias y reducciones de jornada por el cuidado de hijos, actualmente establecido hasta que los menores tienen seis años y que se va a mantener hasta los ocho.

También se va a modificar el requisito de cumplir 59 días continuados de excedencia o reducción para poder recibir la subvención.

El nuevo decreto prevé que los padres que se acojan a estas ayudas en periodos vacacionales de los hijos no necesitarán cogerse los 59 días seguidos para recibir la subvención.

También se van a ampliar los límites del tiempo de disfrute por solicitante que, por ejemplo, se amplía de tres a tres años y medio el tiempo en que se subvencionará la reducción de jornada.

En cuanto a las ayudas que se concedían por el cuidado de personas que tienen reconocida la dependencia, en el futuro se van a ampliar por el cuidado del cónyuge, pareja de hecho o hijos en situación de "extrema gravedad sanitaria", lo que se deberá acreditar mediante informe médico.

El nuevo decreto también va a reformar las ayudas a la contratación de personas para el cuidado a domicilio de los hijos y se establecerá un único límite de renta familiar estandarizada en 28.000 euros.

Por debajo de esta cantidad se subvencionará la totalidad de la cotización a la Seguridad Social del contratado y por encima el 75 por ciento.

Actualmente las ayudas se deciden en función de tres tramos de rentas, inferiores a 17.000 euros, inferiores a 25.000 y superiores a esta cantidad.

También se va a eliminar el requisito de que el niño no esté matriculado en un centro de educación infantil financiado con fondos públicos, porque aunque acuda a una guardería a menudo enferman y esos periodos hacen difícil la conciliación de la vida laboral y familiar de los padres.

Zabaleta ha explicado que la idea del Gobierno con esta reforma es "consolidar el camino recorrido y dar un nuevo impulso con iniciativas innovadoras, como las que apoyarán las excedencias o reducciones de jornada para el cuidado de enfermos terminales", o las que permitirán a los padres dejar el trabajo temporalmente durante las vacaciones escolares o recortar su jornada para cuidar a los hijos hasta que cumplan 8 años.

Fuente: www.deia.com
Zabaleta quiere comprimir horarios para conciliar trabajo y vida familiar
18-05-2010
Zabaleta quiere comprimir horarios para conciliar trabajo y vida familiar

Bilbao. En esta época, en la que muchos ciudadanos del País Vasco están agobiados y preocupados por no tener un empleo, los horarios laborales constituyen a menudo un problema y un motivo de queja para los que sí tienen trabajo. Aunque el debate sobre la optimización de los horarios de trabajo y los diversos modelos de jornada laboral es viejo, el Gobierno vasco ha irrumpido ahora en él y ayer anunció que fomentará que las empresas cambien los horarios de sus empleados, comprimiéndolos y reduciendo la jornada partida, para que pueda haber una mejor conciliación de la vida laboral y familiar.

La consejera de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno vasco, Gemma Zabaleta, dio a conocer ayer los resultados de un informe en el que se concluye que las empresas que favorecen la conciliación laboral y familiar mejoran en su productividad y competitividad. El estudio refleja que la productividad de los trabajadores vascos ha descendido el 2% en los últimos 10 años y que, en general, los españoles trabajan 232 horas al año más que los europeos, pero producen la mitad.

Zabaleta destacó que los países europeos con jornadas medias más cortas, como Holanda, Bélgica o Alemania, tienen mayor productividad por hora trabajada. Tras recordar que España es el país de Europa que muestra mayores dificultades para la conciliación, por la jornada partida o la hora de entrada a trabajar, Zabaleta explicó que en la Comunidad Autónoma Vasca el 58% de los trabajadores tienen una jornada partida, con un parón de dos horas para comer, lo que provoca un retraso en la hora de salida y un menor tiempo libre.

La propuesta del Gobierno Vasco para el debate es adoptar mayoritariamente en las empresas una jornada europea-flexible que, básicamente, supone reducir el tiempo entre los turnos de la mañana y de la tarde, dedicando sólo una hora a comer y comenzar la jornada entre las 8 y las 9 de la mañana, para terminarla entre las 5 y las 6 de la tarde.

En el estudio se constata que la adopción de la jornada continua y la flexibilización de los horarios de entrada y salida, junto con un horario más comprimido, es valorado por los trabajadores en las empresas en las que ya se ha implantado porque mejora el clima laboral, la satisfacción de los trabajadores, la conciliación, la productividad y el rendimiento.

PROYECTO PILOTO Las propuestas de Zabaleta tampoco constituyen una novedad, ya que coinciden plenamente con los postulados de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios en España. Su presidente, Ignacio Buqueras, sostiene que las jornadas laborales prolongadas perjudican la calidad de vida de los empleados y "no son rentables" para las empresas, aboga por vincular los sueldos a la productividad y reclama medidas de racionalización y flexibilización de horarios para que los empleados puedan atender "adecuadamente" su vida privada, "algo que incide positivamente en su nivel de motivación".

El Departamento de Empleo está trabajando en un proyecto piloto para probar en una empresa vasca un sistema que le permita establecer un horario que posibilite una mejor conciliación de sus empleados, un proceso que contaría con el apoyo del Ejecutivo. Por el momento, no está decidida qué empresa será la que acoja esta experiencia, pero el Gobierno quiere que sea una de tamaño importante.

Buenos horarios La consejera de Empleo y Asuntos Sociales explicó que contar con un buen horario laboral es una de las cuestiones mejor valoradas por los trabajadores porque, actualmente, el equilibrio entre la vida laboral y la personal no es satisfactorio, en líneas generales. "No hay tiempo suficiente para vivir, compartir y disfrutar", sentenció Zabaleta, quien explicó que este debate será tratado con los sindicatos en la Mesa de Diálogo Social para intentar superar la "primera barrera que es el miedo a los cambios".

La Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios ya ha detectado que en el Estado español es difícil conciliar adecuadamente la vida familiar con la profesional y denuncia que las mayores afectadas son las mujeres que ven como disminuyen sus contrataciones y sus sueldos porque las empresas temen que se den de baja por maternidad o que fallen cuando sus hijos se ponen enfermos. De hecho, sólo un 9,7% de las mujeres ocupa puestos directivos en los consejos de administración en las 300 principales empresas europeas, mientras que en España el dato desciende al 6%, a diferencia de Noruega que alcanza un 44,2%.

Fuente: www.deia.com
El Gobierno vasco abre el debate para reducir la jornada laboral partida
17-05-2010

El estudio refleja que la productividad de los trabajadores vascos ha descendido el 2% en los últimos 10 años

El Gobierno vasco ha anunciado hoy que fomentará que las empresas cambien los horarios de sus empleados, comprimiéndolos y reduciendo la jornada partida, para que pueda haber una mejor conciliación de la vida laboral y familiar.

La consejera de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno vasco, Gemma Zabaleta, ha dado hoy a conocer los resultados de un informe en el que se concluye que las empresas que favorecen esta conciliación mejoran en su productividad y competitividad. El estudio refleja que la productividad de los trabajadores vascos ha descendido el 2% en los últimos 10 años y que, en general, los españoles trabajan 232 horas al año más que los europeos, pero producen la mitad.

Zabaleta ha destacado que los países europeos con jornadas medias más cortas, como Holanda, Bélgica o Alemania, tienen mayor productividad por hora trabajada. Tras recordar que España es el país de Europa que muestra mayores dificultades para la conciliación, por la jornada partida o la hora de entrada a trabajar, Zabaleta ha explicado que en Euskadi el 58 por ciento de los trabajadores tienen una jornada partida, con un parón de dos horas para comer, lo que provoca un retraso en la hora de salida y un menor tiempo libre.

Horario más comprimido

La propuesta del Gobierno vasco para el debate es adoptar mayoritariamente en las empresas una jornada "europea-flexible" que, básicamente, supone reducir el tiempo entre los turnos de la mañana y de la tarde para comer en una hora y comenzar la jornada entre las 8 y las 9 de la mañana, para terminarla entre las 5 y las 6 de la tarde. En el estudio se constata que la adopción de la jornada continua y la flexibilización de los horarios de entrada y salida, junto con un horario más comprimido, es valorado por los trabajadores en las empresas en las que ya se ha implantado porque mejora el clima laboral, la satisfacción de los trabajadores, la conciliación, la productividad y el rendimiento.

El Departamento de Empleo está trabajando en un proyecto piloto para probar en una empresa vasca un sistema que le permita establecer un horario que posibilite una mejor conciliación de sus empleados, un proceso que contaría con el apoyo del Ejecutivo. Por el momento, no está decidida qué empresa será la que acoja esta experiencia, pero el Gobierno quiere que sea una de tamaño importante.

La consejera ha explicado que contar con un buen horario laboral es una de las cuestiones mayor valoradas por los trabajadores porque, actualmente, el equilibrio entre la vida laboral y la personal no es satisfactorio, en líneas generales. "No hay tiempo suficiente para vivir, compartir y disfrutar", ha sentenciado Zabaleta, quien ha explicado que este debate será tratado con los sindicatos en la Mesa de Diálogo Social para intentar superar la "primera barrera que es el miedo a los cambios".

Fuente: http://www.elcorreo.com
Emakunde advierte del efecto "perverso" de las medidas de conciliación
10-05-2010
Emakunde advierte del efecto

GASTEIZ. La directora de Emakunde, María Silvestre, ha advertido hoy del "efecto perverso" que están teniendo las medidas de conciliación de la vida laboral y familiar para lograr la igualdad, ya que el disfrute de las mismas por parte de las mujeres de manera mayoritaria está aumentando la "brecha" salarial.

Silvestre ha hecho esta reflexión durante la presentación del VII Foro para la Igualdad organizado por Emakunde, que se va a celebrar entre hoy y el 30 de mayo en cerca de una veintena de localidades vascas.

El foro lleva por título "Nuevos tiempos para una organización social corresponsable" y el debate que propone es el de los usos del tiempo por parte de hombres y mujeres, la corresponsabilidad y la conciliación del trabajo con familia y ocio.

En lo que respecta a la corresponsabilidad, Silvestre ha explicado que el V Plan para la Igualdad que elabora Emakunde y que será aprobado por el Consejo de Gobierno previsiblemente en junio tiene como uno de sus ejes trabajar por una organización social corresponsable.

La directora de Emakunde ha advertido de que las medidas de conciliación que se han puesto en marcha desde el Gobierno vasco con el fin de favorecer la igualdad entre hombres y mujeres están teniendo un "efecto perverso" en la consecución de este objetivo porque al ser las mujeres las que de manera mayoritaria se acogen a las reducciones de jornada y excedencias, son ellas las que ven reducidas sus posibilidades de promoción en el ámbito laboral.

La consecuencia es que está aumentando la "brecha" salarial entre mujeres y hombres, ha lamentado.

Silvestre ha apelado a la corresponsabilidad de la sociedad y ha opinado que no basta con reclamar a los hombres mayores cotas de responsabilidad en el ámbito privado, aunque haga falta, sino que se necesita "una organización social que, desde el Estado, el mercado laboral y la propia sociedad, asuma la necesidad de dicha corresponsabilidad".

Así, ha demandado horarios "racionales y razonables" tanto en las empresas como en las escuelas y en los servicios públicos para permitir a hombres y mujeres compatibilizar la vida laboral y personal.

Para dar pasos en este sentido, Silvestre ha subrayado el papel que cumplen las 59 entidades que participan en el foro, desde ayuntamientos, hasta colectivos feministas, partidos políticos y asociaciones de mujeres.

Ha considerado que las reflexiones que se van a llevar a cabo a lo largo de este mes van a contribuir a sensibilizar y a impulsar un cambio de mentalidad en la sociedad.

Silvestre ha advertido de que Emakunde, el Instituto Vasco de la Mujer, no puede hacer en solitario este recorrido y ha dicho que es necesario que "la sociedad se crea la necesidad de seguir trabajando por la igualdad".

Fuente: http://www.deia.com
Discriminada por mujer y (más aún) por madre
05-01-2010

Cómo ser mujer y no morir en el intento no es, en la realidad, una comedia. Ser mujer y trabajadora ya implica una discriminación, en forma de menor salario y mayor precariedad. Pero además, entre las mismas mujeres se abre otra brecha laboral entre quienes tienen algún hijo y las que no. Y las diferencias se agigantan cuando las empleadas tienen contratos parciales. La solución a esta tendencia la están encontrando otros países europeos en el apoyo a la conciliación entre empleo y familia, y el fomento del trabajo a tiempo parcial. En algunos lugares esto ha servido para levantar la natalidad; en España, son sobre todo las mujeres que no trabajan las que están permitiendo que repunten los nacimientos.

Fuente: El País
¿Hijos o trabajo? Elijo el trabajo
11-12-2009

Las españolas quieren rentabilizar el progreso que han obtenido en los últimos 50 años con su acceso a los estudios elementales y su fructífera conquista universitaria. Cuando eso se traduce en la consecución de un puesto de trabajo estable y razonablemente bien pagado abandonarlo es costoso. No lo hacen. ¿Qué pasa entonces con la maternidad? El deseo de la mujer de tener hijos permanece invariable, las que finalmente no los tienen suponen entre un 8% y un 12%. Pero las que se deciden por la crianza no cuentan en España con las políticas públicas de apoyo a la maternidad de que gozan en países más avanzados (guardería, sueldos, amplios periodos de baja); no encuentran tampoco en su empresa la comprensión suficiente; y los españoles, con los italianos, son los europeos que menos tiempo dedican a las tareas del hogar.

Fuente: El País
La ayuda para conciliar trabajo y familia durará hasta que el hijo cumpla 8 años
17-11-2009

La madre cobrará como el padre , que hoy recibe hasta 3.000 euros al año

JAVIER MUÑOZ | BILBAO

Las ayudas que el Gobierno vasco concede a las familias para compaginar el trabajo con el cuidado de los hijos podrán solicitarse hasta que los niños cumplan ocho años frente a los seis actuales. Así lo anunció ayer el viceconsejero de Asuntos Sociales, Fernando Fantova, quien agregó que las cantidades que perciben las madres por pedir la excedencia laboral o recortar la jornada aumentarán en 2010 hasta igualarse con las que el Ejecutivo autónomo ofrece a los padres.

Estas últimas ascienden en la actualidad a 3.000 euros anuales por dejar el empleo temporalmente, y a 1.800, 2.100 y 2.400 euros por trabajar menos horas, dependiendo de que se reduzca entre el 33%y el 40% del tiempo, entre el 40% y el 45% o más del 45%, respectivamente. El Ejecutivo autónomo quiere revisar esas cantidades al alza, aunque no ha concretado hasta dónde.

El Ejecutivo autónomo está elaborando un decreto que pondrá fin a la discriminación positiva de los hombres en materia de conciliación, una política que había sido introducida en 2008 por el anterior Gobierno tripartito para animarles a dedicarse a las tareas domésticas. El Departamento de Empleo y Asuntos Sociales, dirigido por Gemma Zabaleta, ha optado por desechar esa idea al comprobar que no ha servido de nada en plena recesión económica; entre otras razones porque el miedo a acabar perdiendo el empleo disuade a muchos varones de proponer a la empresa una reducción de jornada para ocuparse de tareas domésticas. Tan sólo el 5,7% de las personas que cobran las ayudas a la conciliación son hombres (2.061 frente a 33.741 mujeres), una proporción ligeramente inferior a la que se registró en 2008 (5,9%).

La opinión del Ararteko

El Ararteko, Íñigo Lamarca, ya había pedido al anterior consejero de Empleo y Asuntos Sociales, Joseba Azkarraga, que revisara la estrategia de dar más dinero a los hombres por cuidar de los hijos, ya que, en su opinión, es «injusta», carece de proporcionalidad y no hay pruebas de que llegue a resultar «eficaz». Tras examinar los resultados de este año, el nuevo Gobierno vasco comparte su punto de vista.

A la hora de la verdad, las mujeres han sido las responsables del aumento del 36% que han experimentado las ayudas a la conciliación durante el presente ejercicio. En números absolutos se han contabilizado 9.493 expedientes más hasta este mes, de los cuales 8.997 corresponden a madres y 496 a padres.

El Gobierno vasco espera que la demanda de la prestación vuelva aumentar notablemente en 2010, ya que destinará 32,5 millones de euros a ese capítulo durante el próximo año, mientras que en lo que llevamos de 2009 ha gastado 14,4 millones para 35.802 demandantes. Desde 2002, la Administración autónoma se ha gastado 108 millones en subvenciones para compatibilizar trabajo y familia.

Fuente: El Correo Digital
El 66% de los españoles considera bueno o muy bueno su nivel de conciliación, según una encuesta
30-10-2009

El 66 por ciento de los españoles considera bueno o muy bueno su nivel de conciliación de vida personal y laboral, aunque creen que en Noruega y Suecia tienen mejores niveles, según una encuesta realizada por YouGov para British Airways.

Así, la encuesta, realizada a 6.000 europeos, coloca a España como el tercer país europeo con mejores niveles de conciliación de la vida familiar y laboral. Además, es el que más se preocupa por la familia, ya que el 65 por ciento de los españoles confiesa que lo que mas le gusta hacer en su tiempo libre es estar con sus familiares.

En este sentido, casi un tercio de los consultados (34%) comentaron que echan de menos a sus familias, por encima de cualquier otra cosa, cuando viajan por negocios, y es más, un 27 por ciento de los viajeros de negocios españoles declararon sentirse "culpables" al tener que dejar a la familia para realizar viajes de trabajo

Diferencias por comunidades autónomas y edades

En cuanto a las comunidades autónomas con mejores niveles, el norte se sitúa a la cabeza (74%), seguido por el este y el sur de la Península con un 70 por ciento, mientras que los peores resultados se obtienen en Madrid con un 59 por ciento.

Por otra parte, la encuesta muestra que el 29 por ciento de los encuestados si tuviera que cambiar algo de su sistema de vida, aumentaría sus ingresos, mientras que un cuarto preferiría tener más tiempo libre. Dentro de estos porcentajes, destaca la diferencia entre los jóvenes (que prefieren más tiempo de ocio) y los adultos, que se decantan por un aumento de ingresos. Así, los madrileños desean tener más tiempo libre, mientras que los habitantes de la cornisa cantábrica escogerían una subida de sueldo.

Fuente: Europa Press
Felipe García, Secretario de Formación de UGT_Euskadi
06-07-2009
Felipe García, Secretario de Formación de UGT_Euskadi

Felipe estáis desarrollando un proyecto dentro del Plan Avanza sobre el teletrabajo como forma de mejorar las conciliación de la vida laboral y personal, cuéntanos brevemente en qué consiste.

El objetivo del proyecto se centra en el desarrollo de una investigación enfocada a estudiar, desde una perspectiva comparativa, el grado de promoción de las nuevas tecnologías y el teletrabajo, por parte de las políticas públicas españolas y europeas, y de qué manera se orientan a favorecer la Igualdad de Oportunidades desde una perspectiva de género, la empleabilidad y la conciliación de la vida laboral y familiar.
Asimismo hemos desarrollado e implementado un espacio virtual con recursos interactivos, que permita la comunicación abierta y el trabajo en red para todos aquellos agentes de orden social, económico y laboral con capacidad de decisión en el ámbito del teletrabajo y la conciliación. (http://avanza.ugteuskadi.net)


Este Proyecto cuenta con el apoyo del Fondo Social Europeo, qué otras iniciativas estáis llevando a cabo desde UGT Euskadi dentro de estas área?

En el ámbito de la Investigación comenzamos ahora un Proyecto en el marco de AACC enfocado a analizar las necesidades formativas fruto de la evolución del modelo industrial y en el marco del Programa de Aprendizaje Permanente estamos desarrollando un producto enfocado a fomentar las habilidades cognitivas de los trabajadores mayores.

Tenéis datos sobre cual es el porcentaje, en España, de personas que desarrollan parte de su actividad laboral mediante el teletrabajo?

Se carecen de datos oficiales al respecto, Los datos más recientes relativos a porcentaje de teletrabajadores en España son del SIBIS (Statistical Indicators Benchmarking the Information Society) de 2003 e indican que el 4,9% del total de trabajadores teletrabaja. De acuerdo a la encuesta que hemos realizado en el marco de nuestra investigación, realizada a 1067 mujeres trabajadoras en España casi un 6% de las encuestadas (concretamente un 5,7%) declara teletrabajar.

¿De qué forma pueden las TIC ayudar al comercio y las pequeñas empresas a mejorar sus medidas de conciliación de la vida laboral y personal?

Indudablemente las TIC cuentan con un gran potencial para fomentar las medidas de conciliación y de hecho así se está poniendo de manifiesto. Las NNTT permiten flexibilizar el modelo de trabajo y la relación con la empresa, facilitando además que se pongan en marcha nuevos modelos de interacción y comunicación intra e interempresarial. Aspectos como el ahorro de costes fijos, nueva relación con el entorno etc son algunas de las ventajas de las NNTT como medida de conciliación


5.- Con el teletrabajo ¿No se corre el riesgo de no saber separar la vida personal de la laboral, incluso de sufrir un cierto aislamiento?
Pensamos que ese riesgo responde a un mito que de hecho la realidad está superando. La imagen del teletrabajador aislado en su casa, trabajando con el ordenador las 24 horas del día, no responde a la realidad y de hecho factores como las redes sociales están fomentando relaciones de comunicación desconocidas hasta hace poco tiempo. Elementos como el chat, la videoconferencia.. o aspectos relacionados directamente con la Web 2.0 facilitan el trabajo en red, equiparando al teletrabajador a cualquier otro tipo de trabajador de la empresa.

Fuente: http://www.elportaldelaconciliacion.com
buscar
área privada
informes
Regístrate
punto de encuentro

¡Participa!

Entrevista
ir al Blog
Ir al Foro
Proyecto cofinanciado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio en el marco del Plan Avanza, subprograma Ciudadania Digital, y por el Fondo Social Europeo. Número de expediente: TSI-040100-2008-10