Strict Standards: Declaration of Walker_Page::start_lvl() should be compatible with Walker::start_lvl(&$output) in /home/asimagavanza/avanza.ugteuskadi.net/blog/wp-includes/classes.php on line 594

Strict Standards: Declaration of Walker_Page::end_lvl() should be compatible with Walker::end_lvl(&$output) in /home/asimagavanza/avanza.ugteuskadi.net/blog/wp-includes/classes.php on line 594

Strict Standards: Declaration of Walker_Page::start_el() should be compatible with Walker::start_el(&$output) in /home/asimagavanza/avanza.ugteuskadi.net/blog/wp-includes/classes.php on line 594

Strict Standards: Declaration of Walker_Page::end_el() should be compatible with Walker::end_el(&$output) in /home/asimagavanza/avanza.ugteuskadi.net/blog/wp-includes/classes.php on line 594

Strict Standards: Declaration of Walker_PageDropdown::start_el() should be compatible with Walker::start_el(&$output) in /home/asimagavanza/avanza.ugteuskadi.net/blog/wp-includes/classes.php on line 611

Strict Standards: Declaration of Walker_Category::start_lvl() should be compatible with Walker::start_lvl(&$output) in /home/asimagavanza/avanza.ugteuskadi.net/blog/wp-includes/classes.php on line 705

Strict Standards: Declaration of Walker_Category::end_lvl() should be compatible with Walker::end_lvl(&$output) in /home/asimagavanza/avanza.ugteuskadi.net/blog/wp-includes/classes.php on line 705

Strict Standards: Declaration of Walker_Category::start_el() should be compatible with Walker::start_el(&$output) in /home/asimagavanza/avanza.ugteuskadi.net/blog/wp-includes/classes.php on line 705

Strict Standards: Declaration of Walker_Category::end_el() should be compatible with Walker::end_el(&$output) in /home/asimagavanza/avanza.ugteuskadi.net/blog/wp-includes/classes.php on line 705

Strict Standards: Declaration of Walker_CategoryDropdown::start_el() should be compatible with Walker::start_el(&$output) in /home/asimagavanza/avanza.ugteuskadi.net/blog/wp-includes/classes.php on line 728
»Archivo del blog » Presentación

Presentación

Entre tanto tráfago resulta imposible llegar a todo, los amigos, el deporte, los hijos, el trabajo, el cine, la jardinería o la fotografía, las compras y dormir (siesta incluida) imposible, inaccesible, inalcanzable, tenemos tantas posibilidades, tantas cosas por hacer siempre que soñamos con un día de 30 horas, quizá 36.

Encontrar un equilibrio entre la vida laboral y la vida familiar se ha vuelto complicado en cuanto tienes trabajo y en una odisea cuando tienes trabajo e hijos, y a las mujeres les ha tocado el papel de Ulises, otra vez. La encuesta de empelo de tiempo de 2002 -2003 muestra una realidad incontestable, el tiempo que dedican las mujeres a la categoría “cuidado del hogar y familia” es de 4.45 horas al día, y el tiempo que le dedican los hombres es de 2.08 horas, además si hilamos un poquito más fino descubrimos que las actividades en las que los hombres gana a la mujeres son de carácter esporádico, estas pueden ser la reparación de objetos, jardinería o las gestiones del hogar frente al mantenimiento del hogar, cocinar, el cuidado de los niños donde las mujeres gana por goleada, y dirás tú, menudo infierno de partido, y yo pienso que sí. Ante todos estos datos surge una inevitable cuestión ¿es real la igualdad entre hombres y mujeres? cuesta creerlo,  y supongo que si esto se lo preguntásemos a un hombre contestaría algo así como –queda algún fleco por resolver, pero ya casi estamos a la par- y en cambio me temo que si se lo preguntamos a una mujer la respuesta se dirigiría hacia otra dirección ¿no les parece?

Durante los últimos 40 años se ha avanzado mucho en materia de igualdad, se han dado grandes pasos adelante, se han equiparado derechos, se han roto barreras y prejuicios que cada uno valorará de diferente manera, pero aquí hay una cosa clara, que mientras las opiniones son personales,  los hechos no. A día de hoy tanto el hogar como el cuidado de los niños siguen siendo territorio, no se si comanche, de las mujeres, y todo ello hace de la conciliación entre la vida laboral y la vida familiar una odisea ¿cómo puedo desarrollarme profesionalmente sin perder atención sobre los míos? Esto resulta verdaderamente injusto porque los hombres no parecen necesitar plantearse esta pregunta.

De manera que en todo este enojoso asunto aparecen muchos conflictos: el que tienen las mujeres con los hombres ante una asignación de labores injusta; el que tienen las mujeres consigo mismas para sacar adelante una familia y desarrollar una carrera profesional; el que tenemos todas las personas trabajadoras con un sistema y una organización del trabajo a menudo demasiado exigente que apenas nos deja tiempo para el resto de aspectos de nuestra vida, que además son los más importantes, familia y amigos.

En esta tesitura aparece el teletrabajo, una modalidad laboral que tiene tantos defensores como detractores, un modelo que no acaba de explotar, un camino por conocer y por descubrir que puede convertirse en un instrumento de conciliación, de corresponsabilidad, a través de su mayor virtud el control del tiempo, la autonomía para realizar tareas cuando a uno le apetezca, evitar congestiones de tráfico, trabajar sin constantes interrupciones pero que al mismo incomunica, aísla, excluye de la empresa.

A través de este blog queremos ir señalando todas aquellas dimensiones que engloban el teletrabajo y la conciliación, sus modalidades y la diferentes formas en las que puede adaptarse a cada modelo organizacional , las experiencias de las personas teletrabajadores, la de los responsables empresariales, las barreras que dificultan su implantación, los retos que genera en mujeres, hombres, niños, sindicatos, empresarios, las experiencias satisfactorias y los fracasos… porque en realidad no sabemos nada del teletrabajo, es un camino que tenemos que ir andando y descubriendo entre todos y aquí comienza nuestra marcha.

Deja un comentario